Sé que últimamente he descuidado este blog. Mi vida ha tenido una serie de cambios de ámbito profesional y eso incluye a Líneas Viajeras.

Como ya lo he contado antes, este sitio virtual nació como un proyecto netamente personal. En su momento, ser periodista de viajes era, para mí, un idilio, algo inalcanzable, algo que jamás hubiera podido conseguir.

– ¿Que te paguen por viajar? ¡Qué delicia! Pero para eso se necesita ser famoso o tener contactos influyentes.

Hoy, después de 3 años de estar trabajando con Líneas Viajeras, me di cuenta de que he conseguido una muy buena parte de mi sueño.

El momento de la “iluminación”, si así se puede llamar, llegó con el pasado viaje a Jamaica, en el hotel más lujoso en el que me hospedado en mi vida. Allí, mientras me asomaba por el balcón de mi suite, me di cuenta de que me estaban pagando por pasarla bien y conocer lugares que siempre soñé.

Eso lo conseguí gracias al esfuerzo que le invertido a este blog. Han sido muchas noches sin dormir, programando código web con tutoriales en YouTube, aprendiendo cómo manejar las redes sociales, practicando bases de fotografía de viajes.

También hubo recorridos en buses camino a las oficinas de los patrocinadores, horas enteras respondiendo mensajes privados, arduos momentos de lectura buscando inspiración. En fin, tras esto, ha habido mucho, mucho trabajo.

Diana Traveler. blog de viajes y estilo de vida. Jamaica.

Pero volvamos a Jamaica. Al estar allí, leyendo información sobre el país, buscando temas para explotar, organizando mi horario para hacer entrevistas y cargando las baterías de mi cámara, me di cuenta de que esto realmente es mi oficio y que si yo no me lo tomo profesionalmente nadie lo va a hacer por mí.

Creo que Líneas Viajeras ha alcanzado su edad adulta. Ya sé que estoy hablando del blog como si fuera un ser humano, pero de verdad así se siente cuando uno está un proyecto muy sufrido.

Hoy nace Diana Traveler

En el 2013 escribí “Hoy nace Líneas Viajeras”. Y, aunque suene cliché, de verdad parece que fue ayer. ¡No puedo creer que haya sido hace tres años! Vi a Ringo Starr en concierto, Donald Trump quedó presidente, en Colombia perdió el Sí al plebiscito por la paz, voy a ser tía, despedí de esta tierra a mi mejor amigo, empecé a trabajar en radio y perdí 7 kilos (¡esto último tenía que decirlo!).

Sí, han pasado ya tres años. Y, a partir de hoy, Líneas Viajeras se va a llamar Diana Traveler. Aunque el nombre clásico me gustaba, en Jamaica descubrí que era de imposible recordación para los angloparlantes, además siempre sorteé con personas que me cotizaban tiquetes aéreos porque pensaban que era una aerolínea. ¡Ojalá yo tuviera una aerolínea!

Nuevos contenidos

Además del nombre, verán que el blog ahora tendrá una apariencia más profesional, con el fin de darles a ustedes mejor y más periódica información. Ya no escribiré solamente crónicas de viajes, también hablaré de estilo de vida para mostrarles la forma en que consigo ahorrar para recorrer el mundo, cómo manejo mis redes sociales para compartir mis fotografías, cuáles son mis libros guía para viajar, qué restaurantes recomiendo en cada ciudad y muchos más temas.

Diana Traveler. blog de viajes y estilo de vida.

No niego que toda esta transición me llena un poco de temor, sobre todo porque han sido ustedes quienes han presenciado el desarrollo de este espacio y siempre me han escrito sugerencias y comentarios. Pero también por eso tengo mucha emoción y expectativa por el recibimiento que tendrá Diana Traveler.

Espero que les guste y que me acompañen en este cambio.

¡Abrazos viajeros para todos!