Tener un blog es muy lindo, pero más lindo es cuando te genera ingresos. Si quieres conseguir patrocinios para tu sitio, sigue estos consejos.

El primer ingreso que recibí con Diana Traveler llegó 2 años después de su creación. Al principio todos los viajes eran pagados por mis ahorros y mi pobre tarjeta de crédito, por lo que fue muy difícil tratar de encontrar destinos que resultarán atractivos para los lectores, pero que al mismo tiempo no masacraran mis finanzas personales.

El desafío fue mayor cuando decidí crear el canal de YouTube, ya que entonces requería espacios que, además de cumplir con los requisitos anteriores, fueran bonitos y registraran bien en video.

Líneas viajeras. Diana Melo. Blog de viajes DIANA TRAVELER

Sin embargo, hoy en día creo que valió mucho la pena hacer esta inversión, en tanto que fue gracias al crecimiento orgánico de este espacio que las empresas empezaron a mirar hacia mi proyecto.

Empieza creando alianzas

Mi primer convenio fue con el hotel Tryp, que está ubicado en el bohemio barrio de Usaquén en Bogotá. Allí, incluso, me abrieron la posibilidad de crear un concurso para los lectores.

Después vino Rockland, una marca de calzado de aventura con la que también realizamos concursos para fidelizar a las personas y, además, incentivar el senderismo por Colombia.

Esto se los cuento para demostrar que los primeros patrocinadores se interesaron en mi contenido solamente a cambio de productos o servicios, es decir que no recibí un solo peso. Al principio, el blog significó un gasto con el que podía conseguir experiencias o productos, pero no dinero.

Con esas alianzas, fideliza a tus fans

No cabe duda de que todas las empresas primero miran tus números en redes sociales y después evalúan la posibilidad de trabajar contigo. En mi caso, fue gracias los concursos y alianzas que los usuarios de mis canales fueron creciendo y también conseguí mayor tasa de interacción.

Esas personas que me empezaron a seguir en redes, fueron los mismos que después veían mis publicaciones sobre nuevos artículos en el blog o videos en YouTube. De esta forma, también empezaron a incrementar mis estadísticas de visitantes.

Es decir, el crecimiento fue orgánico, con usuarios reales que consumían el contenido que yo producía totalmente gratis.

¡A darle átomos!

Sí, Niño Protón, después de que consigues con métodos reales una comunidad fidelizada y unas estadísticas notables, es momento de encontrar patrocinadores que quieran invertir en tu proyecto.

1. Busca empresas afines y ofrece contenidos concretos: Si te vas a reunir con una agencia de viajes, lleva preparado un concurso o temas específicos para artículos. Vas a quedar como todo un profesional y les vas a dar mucha confianza.

Además, antes de las reuniones siempre consulta tus números exactos de redes sociales y estadísticas de tu blog de viajes o de tu canal de YouTube, así vas a verte realmente apropiado y actualizado con tu proyecto.

2. Regístrate en las redes de influenciadores en internet: Estas son empresas cuyo trabajo es buscar clientes para ofrecerles campañas con blogueros o influenciadores de redes sociales. La agencia cobra por el proyecto y genera para ti un pago equivalente a tu número de seguidores.

Esta opción te ahorrará mucho tiempo, pues son ellos quienes tienen los contactos directos con los encargados de mercadeo de las grandes empresas.

3. Encuentra el lado comercial de cada uno de tus contenidos: Por ejemplo, si vas a escribir acerca de cómo empacar una maleta para viajes, redacta el artículo y envíaselo a varias marcas de equipaje con una propuesta formal para mencionarlos. Al ver el contenido ya hecho, es más probable que los persuadas de contratarte.

No te imaginas de posibilidades que hay: mencionar productos contactando a los fabricantes; comentar destinos contratado por las oficinas de turismo; hablar de gastronomía de una ciudad y hacer listado de restaurantes recomendados que te paguen.

4. Usa palabras claves con enlaces: Hay empresas que te dan dinero si usas una palabra de un artículo tuyo como link para su página. Por ejemplo, un buscador de hoteles que te pague simplemente porque la palabra “alojamiento” dentro de un artículo tuyo dirija a su website.

5. Crea cajas de publicidad en tu blog: Algunas compañías te pagan por el arriendo de tu espacio online, es decir, una pequeña cajita donde aparezca su logo o su más reciente promoción. Otras empresas te pagan comisión por las ventas que lleguen a ellos a través de tu sitio web.

Ahora sí, ¿listo para monetizar tu contenido?