De Caño Cristales se dice que es el río más lindo de todo el mundo. Al menos, sí es el más bonito que he visto en lo que llevo viajando.

Un río de aguas cristalinas donde crecen plantas de múltiples colores. Un recurso natural intimidantemente cambiante, que en los meses de invierno crece y arrasa con todo, pero en la temporada seca deja que los turistas se bañen en él. Un escenario que en otros tiempos fue de acceso imposible por el conflicto armado, pero que hoy en día es uno de los destinos turísticos más seguros del país. Todo eso es Caño Cristales.

Está en medio de la Serranía de La Macarena, zona tristemente célebre por haber sido de dominio guerrillero durante años. Quizás por eso hasta ahora los colombianos están conociendo sobre él y se están animando a visitarlo. Mientras tanto, las agencias de turismo se unen con las familias macarenenses para gestar un movimiento fuerte y efectivo de atención al viajero. Suena increíble, pero todo esto hasta ahora está naciendo, aunque el río de cinco colores siempre estuvo allí.

¿Cómo llegar?

Muchos viajes se pueden hacer solos, indagando por internet, agarrando la mochila, aventurándose. Pero Caño Cristales es diferente (en todo el sentido de la palabra). Para llegar a este río hermoso es necesario contar con ayuda, además, adquiriendo el plan con una agencia de viajes nos aseguramos de contribuir al naciente turismo organizado en la región.

En primer lugar, se toma una avioneta que puede salir desde Bogotá, Villavicencio o Medellín hacia el municipio de La Macarena. Al aterrizar, es necesario pagar un impuesto de ingreso a la región por un valor de $21.500 (unos 8 dólares), el cual no está incluido en ninguno de los planes de agencia de viajes.

Una foto publicada por Diana Melo Espejo (@lineasviajeras) el

Tras hacer el pago, es necesario registrarse en la oficina de turismo, antes de dirigirse a uno de los modestos hoteles del pueblo. En La Macarena no hay hospedajes lujosos, ni alojamientos con todo incluido. Todo lo contrario, la experiencia de viaje a este lugar está enmarcada en un concepto mucho más cercano al ecoturismo y el bajo consumo.

Al tratarse de un municipio pequeño, es poca la distancia que se tiene que caminar hasta la ladera del río Guayabero, donde se toma una embarcación motorizada para un trayecto que dura, aproximadamente, 20 minutos

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes
Un buen consejo es pedir al conductor de la lancha que mantenga una baja velocidad, así se puede avistar aves, micos tití, tortugas, iguanas o caimanes.

Al llegar a la vereda La Cachivera, se debe tomar una camioneta todoterreno para un recorrido que puede durar entre 20 y 30 minutos, el cual transcurre en una carretera destapada y con muchos sobresaltos. Aunque la toma de fotografías y videos en este punto es casi imposible, el paisaje es digno de ser contemplado.

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes
El trayecto finaliza en el manantial del Cajuche que, generalmente, está custodiado por el Ejército, como toda la zona y la mayor parte del recorrido hacia Caño Cristales.

A partir de ese momento, se debe caminar unos 45 minutos si se va a paso lento y divisando el paisaje.

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes
Puntos de interés

La piscina de los turistas Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes
Caño Cristales es un río que sorprende con caídas de agua fuertes, corrientes rápidas y  pozos tranquilos en diferentes puntos. Generalmente, la primera parada es en la famosa Piscina de los turistas, donde los viajeros pueden bañarse, alejándose de los puntos en los que ya hay plantas acuáticas o apenas están naciendo.  

Si se va a entrar al agua del río, es necesario no haber usado repelente para mosquitos ni bloqueador solar, pues estos productos tienen componentes que pueden perjudicar al ecosistema.

Los ochos

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes
Otra estación de visita obligada está en Los ochos, una porción del río donde las rocas han formado un hueco circular perfecto, lo que ha creado una cascada. Más abajo, las piedras también han hecho pequeños pozos y rutas de agua sin patrón alguno, aunque desde arriba el panorama recuerde a muchos números ocho dibujados en el suelo.

El nombre técnico de las formaciones fluviales ocasionadas por los giros de las rocas, como en este caso, es Marmita de gigante. Se trata de un fenómeno difícil de apreciar en el mundo entero y que Caño Cristales, además, adorna con flores de color rojo intenso.

Las cascadas

Recorriendo la zona hay varias sorpresas, entre esas algunas cascadas en las que los turistas pueden nadar y otras en las que no está permitido.

La cascada Piedra negra es perfecta para sumergirse en el agua fresca después de una caminata bien exigente bajo el abrasador sol del Meta. Allí, además, las formaciones rocosas permiten que el viajero escale hacia la parte superior, contemple otro ángulo del paisaje y capture mejores fotos.

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes

Mientras tanto, aunque en la cascada Las escaleras no está permitido nadar, allí una roca plana se asoma a un metro y medio del suelo, formando una pequeña cueva donde es perfecto sentarse a descansar y tomar algún alimento.

Las fincas

Varios nativos han dispuesto sus fincas para recibir a los turistas y permitirles un acercamiento a la fauna y la flora de la región. En algunas se puede descubrir más sobre los programas de conservación de la naturaleza o interactuar con animales salvajes que anteriormente estaban en cautiverio y hoy están siendo rehabilitados.

¿Cuánto cuesta?

Viajes Chapinero L’Alianxa ofrece paquetes de dos noches y tres días desde 1’283.000 en acomodación doble, en los cuales se incluyen vuelos de ida y vuelta, alimentación completa, alojamiento, transportes fluviales y terrestres, además de las visitas a los puntos de interés y un guía local que acompaña al grupo durante todo el viaje.

Es muy recomendable, en este destino en particular, contratar una agencia de viajes con experiencia. Para llegar a Caño Cristales el viajero debe hospedarse en La Macarena, donde en los meses del año en que el acceso al río es permitido el alojamiento es escaso. Arribar a este municipio sin una reserva hotelera es arriesgado durante los fines de semana y puentes festivos, pues existe la posibilidad de no encontrar habitaciones disponibles.

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes

Los trayectos en lancha, campero y avioneta se encarecen si no se viaja con un grupo grande.

Además, para conocer más sobre los lugares ocultos, la fauna de la región y las historias de cada zona, es necesario contar con un guía turístico, servicio que además favorece el empleo en el municipio. En temporada alta, la mayoría de guías están reservados por agencias de viajes con meses de anterioridad, por lo que contratar a uno de ellos de forma individual es muy difícil y caro.

Caño Cristales, Líneas Viajeras, blog de viajes

 

Consejos adicionales:

    • Llevar ropa que cubra brazos y piernas, debido a la prohibición de usar bloqueador solar o repelente para mosquitos.
    • Mantener suficiente hidratación durante las caminatas, las cuales pueden ser muy exigentes y desgastantes.
    • Llevar calzado de repuesto, ya que por momentos se deberán atravesar partes cortas del río. Es recomendable usar botas de trekking, porque se caminará sobre césped, roca, arena y agua.
    • En La Macarena solamente hay señal de Claro para telefonía móvil y el servicio de datos es inestable. Sin embargo, en el parque central hay WiFi público (el nombre de la red es Vive Digital y el password vivedigital).
    • Cargar con una tarjeta de memoria y una batería de repuesto para la cámara de fotos y video. El destino merece ser fotografiado hasta el cansancio.
  • Se deben reservar mínimo dos días para conocer Caño Cristales. Si hay alguna lluvia inesperada que haga crecer significativamente el caudal del río, es probable que no se logren apreciar los colores de las plantas.
  • Llevar un equipaje pequeño a las caminatas, ya que los guías entregan en la mañana el almuerzo empacado en una hoja de plátano y cada turista debe cargarlo.