Escribo esto el día de mi cumpleaños, el número 27 desde que nací y el número 3 desde que decidí celebrar cada nueva vuelta al sol viajando.

La primera vez que quise celebrar mi cumpleaños en un viaje, lo decidí “con toda”, como decimos en Colombia. Me fui a hacer un tour por Europa y cumplí mi sueño de conocer París, Barcelona, Venecia y otras ciudades con las que había soñado.

Desde entonces, me decidí a viajar siempre, en todos y cada uno de mis cumpleaños. ¿Quieres saber por qué?

Para demostrarte que celebrar la vida viajando es una gran idea, traigo estas 20 razones.

1) Nada como celebrar una vuelta al sol dando una vuelta al mundo.
2) Un viaje implica ahorrar, así que nos enseña a planear mejor nuestros gastos para una celebración que valga la pena.
3) Dile adiós a las camisetas blancas anchas que te regalaban de cumpleaños. Pide a tus seres queridos que te regalen ayudas para tu viaje.

4) No sé qué tan cierto será, pero alguna vez un astrólogo me dijo que nuestra suerte durante un año dependía del lugar del mundo donde estuviéramos en cada uno de nuestros cumpleaños. ¿Será?
5) Leyendo el libro Mindfullness para Principiantes me encontré con esta frase: “Pasas un día al aire libre, caminando por las montañas, junto al mar, observando una hermosa puesta de sol o contemplando el río desde un puente. Experimentas una profunda sensación de unicidad, una presencia generalizada, armoniosa e ininterrumpida de una naturaleza que no presenta ninguna división. Esta dimensión firme disuelve las divisiones, incluida la creencia de que ‘este soy yo en este punto y lo que está ahí afuera no soy yo’. De repente, y sin que lo esperemos, todas las posturas científicas y religiosas parecen irrelevantes en medio de semejante experiencia”. Nada como cumplir años frente a un paisaje que nos invite a la introspección y el agradecimiento.

6) Cuando los agentes de la aduana en todos los países ven que estás cumpliendo años, te regalan una sonrisa y un “Happy Birthday”. Esta es una poderosa razón, ya que es la única forma de que sean amables.
7) Elige tu destino desde tu cumpleaños anterior. Así tendrás un año para ahorrar y estarás consciente de cuál será la celebración para tu nuevo ciclo de vida. Muchos no viajan porque no tienen dinero, pero ahorrar con un año antes y teniendo de motivación tu propio cumpleaños, es un método súper exitoso.

8) El día de tu cumpleaños es cuando más razones tienes para desconectarte de la rutina y regalarte experiencias nuevas. No quieres pasar un año más pidiendo la tarde libre en la oficina. Tú lo que quieres es sentarte en la playa.
9) Aprovecha tu cumpleaños de viaje para aprender cosas nuevas y tener motivaciones para el nuevo año. ¿Qué tal si el viaje a París te anima a aprender francés? ¿Y si la visita a Argentina te da ganas de tomar un curso de vinos?
10) Invita a tu pareja a celebrar tu cumpleaños viajando a tu lado. Muchas personas quieren una escapada romántica para festejar, pero no se animan.

11) Si no tienes pareja, programa un viaje con tu familia o amigos. Avísales con meses de anticipación y embárquense en un Road Trip cumpleañero.
12) Cada quien tiene sus gustos, pero, ¿de verdad quieres pasar tu próximo cumpleaños ahogado en alcohol? Yo, personalmente, creo que es una mejor experiencia un cocktail frente a las playas de Ocho Ríos, que una fiesta con reguetón en un barra libre. Aunque, repito, cada gusto es respetable y cada quien celebra como mejor se sienta.
13) El Dalai Lama dijo “una vez al año ve a algún lugar donde no hayas estado antes”. ¿Qué mejor que hacerlo en un cumpleaños?

14) Ya que tu viaje durará varios días, programa un gran plan para el día de tu cumpleaños. Date el gusto de ir a un buen restaurante o a un parque de atracciones que te llame mucho la atención. Comunícate antes con el lugar y di que estarás de cumpleaños, así te harán sentir muy bien ese día.
15) Abre tu cabeza en cada cumpleaños, contempla lo que hiciste el año anterior y mira hacia el próximo ciclo para decidir qué quieres. Esta es una idea perfecta para realizar en un paisaje sobrecogedor o en un templo de la religión del país al que vas.
16) Acá entre nos, si en las aerolíneas ven que estás de cumpleaños el día de tu vuelo, es muy probable que te asciendan a Primera Clase. Acércate a la ventanilla e inténtalo.

17) Si vas a hacer Couchsurfing, dile a tu anfitrión que estarás de cumpleaños y quieres conocer sus costumbres para festejar esas fechas. Es una gran oportunidad para vivir de primera mano una experiencia que, de otra forma, jamás conocerías. 
18)
Abre tus alas. Sé que muchos somos muy familiares y nos duele estar lejos de casa el día de nuestro cumpleaños, pero es una experiencia liberadora. Organiza un par de días antes una cena especial con tus seres queridos para celebrar tu cumpleaños y no extrañarlos luego (quizás incluso recibas un sobre con dinero para el hotel).
19) Si no estás conforme con tu estilo de vida, aprovecha este viaje para tomar decisiones radicales con respecto a tu futuro. Consulta cómo es el empleo en el lugar donde estás o mira alternativas de universidades. Un viaje turístico se puede convertir también en una exploración para tu nuevo ciclo.

20) ¡Festeja, viaja! No tienes que cruzar el océano, no es necesario ni siquiera que salgas del país. ¿Qué tal rentar una casa de campo? ¿Y si regresas a tu lugar de origen? No aplaces más las ganas de viajar y, al menos una vez al año, date un regalo que de verdad mereces.

¡Y feliz cumpleaños!