Tener un blog no es fácil, pero con estos consejos puede que esa labor titánica de crear tu propio espacio online sea más fácil y exitosa.

Crear un blog es sencillo: una plataforma, un usuario y una clave. Pero mantenerlo y posicionarlo en la web es sólo una labor para apasionados. Prueba de ello son la inmensa cantidad de blogs que están, justo en este instante, abandonados y esperando ansiosos por una nueva visita de su dueño, un autor que abandonó prontamente su oficio.

Para que tú no seas un blogger más en engrosar la lista de los desertores, aquí van estos 10 consejos para tener un blog de viajes y no morir en el intento:

1. Dale personalidad: Tu blog debe tener voz propia. Piensa en el caracter que quieres que tenga tu blog: profesional, narrativo, científico, de diseño, etc. Es importante que cada entrada de tu blog se sienta como un trocito de un mismo cuerpo.

2. Fíjate en el calendario: Debes ser estricto con el número de publicaciones que debe tener tu blog a la semana. Un post periódico fideliza a tus lectores.

Cada paso es significativo para un blogger de viajes. En la foto, el último escalón de El Peñon, en Colombia

3. Establece tu especialización: Aunque tu blog sólo hable de viajes, debes generar una línea especializada dentro de éste. Gastronomía, cultura, idiomas, viajar con niños, animales, turismo sostenible. ¡Las posibilidades son infinitas!

4. Lee, lee, lee: Dedica tu tiempo libre a leer, sobre todo si se trata de viajes. Leer a otros viajeros te puede dar ideas narrativas, pero leer otros géneros enriquece tu vocabulario y mejora tus habilidades de escritura.

La lectura asidua es síntoma de interés y amor por tu blog de viajes. No pierdas la oportunidad de aprender. En la foto, la guía Lonely Planet de ‘Fotografía de Viaje’. Recomendada.

5. Escribe, escribe, escribe: Redacta publicaciones para tu blog con concentración y conciencia. También escribe un diario, improvisa poemas, teclea frases creativas. Es importante fortalecer tus capacidades de escritura.

6. Viaja, viaja, viaja: Compra un tiquete de avión o toma el metro en tu ciudad. No importa qué tan lejos viajes, lo importante es que recorras caminos con los sentidos abiertos y que entiendas que cada kilómetro es un tema en potencia para tu blog.

Un encuentro con un ser nuevo es un mundo repleto de aprendizajes. En la foto, un niño posa con un cangrejo en el Pacífico colombiano.

7. Monitorea: Revisa las estadísticas de tu blog. Es crucial conocer qué tipo de público te lee y cuáles son sus gustos. Además, sabiendo los temas que más le interesan a tus usuarios, será más fácil definir tu agenda de publicaciones.

8. Genera navegabilidad: La navegabilidad es un término fundamental en una página web. Es decir, el menú de tu blog debe ser claro y concreto, así como las categorías y secciones. Vincula los post relacionados y provoca que el usuario no quiera salir de tu blog sin leer más.

9. Difunde los contenidos: Las redes sociales son la herramienta más efectiva para difundir tus contenidos. Utiliza tus perfiles personales para que tus amigos conozcan tus escritos pero, además, crea perfiles independientes para tu blog. Una fan page en Facebook, un perfil en Instagram o un mini site en Google+ suman categoría y mejoran el SEO.

10. Fortalece tu círculo social: Asiste a los encuentros de bloggers, contacta a empresas que puedan patrocinarte, conoce a los editores de medios de comunicación que puedan referenciarte. Nunca menosprecies a un contacto, pues cada persona puede ofrecerte algo interesante para tu blog.

Fortalece tu círculo social. Los amigos viajeros son los únicos que perduran pese a las fronteras. En la foto, las integrantes de Seis Maletas reunidas en Marruecos.

Este post fue originalmente publicado en el blog que tengo con mis compañeras del Máster en Periodismo de Viajes, Seis Maletas. ¡Visítenlo!